Día 9: tareas domésticas

Lo peor de ser aprendiz de mago está donde uno menos se lo espera, en las tareas cotidianas. Es tremendamente interesante visitar el taller de pociones, y estudiar hechizos en la biblioteca del torreón. Lo que resulta algo más molesto es lavar platos que se esconden debajo de los muebles como animalillos traviesos, y colocar objetos que prefieren organizarse a su manera. Las cucharas tienen especial predilección por estos juegos, y se marchan a la primera de cambio. Son lo más escurridizo y huidizo de la casa, aunque suelen venir solas cuando les parece. Es cuestión de acostumbrarse.

————–

Un microrrelato para un día de pereza. El malestar se ha ido, y ahora estoy simplemente apática, tirada, sin ganas. No me apetece quedarme aquí, pero tampoco seguir viaje… estoy un poco harta de todo ya. Llueve, no tengo ganas de ver a nadie, y sigo teniendo que poner buena cara porque bueno, estoy con gente y eso. No puedo con una palabra en francés más.

¿No llevo ni una semana? Diosas…

Tournon d’Agenais, 9 de agosto de 2017

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s