Día 31: elige

—Tienes dos caminos. ¿Cuál eliges?

—El largo… el difícil… el interesante. Elijo no elegir camino y descubrir sin ataduras ni normas. Elijo vivir.

 

Ha nacido para hacer algo grandioso. Lo sabe desde siempre, es una obra maestra aún en proceso, pero no cabe duda de que será todo lo que prometen quienes la observan.

Prefiere actuar desde las sombras. No quiere ser una cara que se reconozca por la calle, pero quiere cambiar el mundo.

Deja el sitio mejor de lo que lo encontraste al llegar, le dijeron una vez. Esa es su misión de heroína sin medallas desde entonces.

Sabe que irradia una luz que ilumina y sana todo lo que toca. Pero nadie habla nunca de lo que les sucede a los seres de luz en los días de tormenta.

 

—Tienes que elegir entre el camino largo y el corto. El primero es oscuro, doloroso, enrevesado. Te perderás, tendrás que volver sobre tus pasos, y a veces no sabrás cómo seguir. Ni siquiera sabrás si tiene fin. El segundo es recto y bajo el cielo abierto, y acaba donde tú decidas.

—No me gusta caminar.

—No te queda más remedio.

—Elijo el fácil.

 

Se despierta despacio. Un día más. Tanto que hacer, tan poco tiempo. Se levanta porque sabe que la están esperando.

Se mueve como una sombra, como un alma subyugada con magia negra. Acude cuando la llaman, se vuelve invisible cuando no. Solo quiere desaparecer porque existir duele. Sabe que solo está comprando tiempo, y que tiene que elegir. Y se da la excusa de que está rota para no tener que elegir todavía.

 

—Ya sabes que no hay un camino fácil. Míralos y tómate tu tiempo, pero elige.

—No estoy preparada.

—Si no tomas la decisión, se tomará sola.

—Necesito tiempo.

 

No sabe a dónde llevarán sus pasos, pero sabe que puede decidirlo sobre la marcha. Cada pequeño gesto es un esfuerzo consciente pero también una decisión. No son decisiones placenteras ni gratificantes, pero son temporales.

Y se ríe a carcajadas pensando en lo fácil que va a ser todo después de haber pasado por esto.

Hoy trabajo, y no hay hueco para mucho más. Empieza mi vida de autónoma otra vez, y no sé si estoy preparada. Vaya final más repentino para el viaje. Pero me gusta que el final sea un comienzo tan activo y tan intensito. Habla de cosas buenas por venir. Puedo con esto. Vamos a ello.

 

Madrid, 31 de agosto de 2017

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s