Tarde de charca

Me siento gris

con pintitas verdes,

anfibia,

celomada.

 

I feel damp,

sticky,

short-sighted.

 

Transparent.

 

Me veo pequeñita

desde dentro y desde fuera.

 

Diminuta.

 

Me falta algo

que no encuentro aquí.

Creo que necesito sumergirme en la charca

o enterrarme en el lodo.

 

Pero me siento tan frágil…

Va siendo hora de regenerar la piel

y respirar…

 

 

 

 

Hoy estoy un poco tritona.

 

IMG_20160418_220953

 

Attribution NonCommercial ShareAlike

Tarde de charca by Eva Duncan is licensed under a

Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International License.

No existen los monstruos

Me pesa tu amor sobre las sienes.

Sabe amargo, templado,

escuece en la garganta.

 

La memoria hace agua

y tus palabras

turgentes de veneno

inundan mi silencio.

Mis preciados momentos de silencio.

 

De nuevo ese ruido tenaz, caliente

sangra de las paredes y desisto.

Dejo de buscar salida,

dejo que me arrope

siento

la ponzoña que me llena el ombligo.

 

Sé que no eres más que un oso,

un oso grande de voz fiera,

de colmillos que gotean un amor…

un amor de espinas y rincones.

 

Dejas huellas quebradizas

afiladas

agudas como cristales…

Y yo marco en sangre mi camino

para ver el orgullo en tu pupila.

 

Sólo quiero remendar estos zarpazos.

 

 

 

Attribution NonCommercial ShareAlike

No existen los monstruos by Eva Duncan is licensed under a

Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 4.0 International License.

Un antes y un después

Hoy os dejo, de nuevo, un poema (sin título, me temo). Ya tiene un tiempo, pero aún no lo había enseñado más que a unas pocas personas. Lo escribí tras superar uno de esos momentos en los que la vida parece detenerse como un barco de vela encalmado, cuando una serie de casualidades lo puso todo en movimiento otra vez. Habla de mi salida del hastío brutal que supuso el verano pasado y la llegada a Madrid, que superó con creces cualquier expectativa que hubiese podido formarme.

Habla de un grupo, pequeño y enorme, que se ha abierto camino recientemente hasta mi corazón, y hasta la página de Agradecimientos.

Con amor.

Sigue leyendo

Mentira

No soy muy de escribir poesía, pero alguna tengo, y ya que subí una de ellas hace poco, voy a seguir con la tónica y a colgar otra. Esta la escribí para un recital músico-poético en el que participé, la presentación del libro Miradas Opalinas, de Israel Morales Benito. Cuando la recité por primera vez me trabé muy seriamente y recité un verso mal, y la pobre no ha vuelto a ver la luz desde entonces, así que voy a darle la oportunidad de que se muestre tal y como es. Espero que la disfrutes.

Sigue leyendo

Susurro Nocturno

Hoy he escrito la página de agradecimientos, un espacio que quería dedicar a todas aquellas personas que me acompañan o impulsan en mi viaje literario. Para mí son tremendamente importantes la confianza, el cariño y la atención que me han brindado diferentes personas a lo largo de mi vida, y de momento no tengo mejor modo de corresponder esos maravillosos gestos que escribiendo.

Hay un párrafo dedicado a Javi, pero la verdad es que se queda algo corto a la hora de expresar ciertas cosas. Quería compartir también este poema que le escribí hace algún tiempo, que ha ido cambiando de significado a lo largo de los años, pero que sigue representando fielmente lo que hay entre nosotros, con sus matices, por supuesto.

Sigue leyendo