Un pequeño descanso…

Aquí estoy de nuevo, tras unos días de silencio. He intentado mantener el blog con un texto semanal, compaginando con trabajo y otros proyectos literarios, pero me temo que no estoy cumpliendo. Por eso voy a anunciar un parón indefinido en las publicaciones, hasta nuevo aviso. Seguiré con los Relatos Ilustrados como de costumbre, uno cada dos semanas.

Lo siento por aquellas personas que me siguen incondicionalmente, y espero que a la vuelta de estas antivacaciones pueda ofrecer textos de más calidad y con mayor regularidad. No quiero volverme chapucera a causa del estrés.

La novela Marca de Sangre sigue en marcha. Escribiré nuevos capítulos, que se pondrán más emocionantes (hasta ahora la pobre es toda introducción), durante el parón, para tener material que ir subiendo cuando vuelva.

Un abrazo enorme, y muchas gracias por todo.

Nos vemos muy prontito.