Agradecimientos

Aunque la escritura sea un trabajo solitario, sé que no sería lo mismo sin esas personas que se toman un ratito para leer, comentar, criticar, corregir, alentar, aconsejar y, en general cooperar con lo que hago. Desde las personas que leyeron mis primeros textos patosos hasta las que hoy siguen este blog, desde los que miran detenida y dedicadamente cada coma para comprobar que esté todo en orden hasta los que lo leen por disfrute sin más, mis más sinceras gracias a todas y todos vosotros. Imagino que no os hacéis una idea de lo importante que es ese apoyo para mí. Un comentario hacia uno de mis textos me alegra el día, me anima a seguir, me da esperanzas de publicar algún día, me da la sensación de estar haciendo algo.

Aprovecho este espacio para dedicar unas palabras a mi amante y compañero de camino, a mi amigo y más feroz crítico, a la vez el más ávido lector que he tenido nunca: Javi, mi pareja. Él realiza la inestimable labor de leerse los bocetos y los proyectos, escuchar las ideas caóticas en bruto, hacer las preguntas pertinentes para ayudarme a dar forma a lo que escribo y darme un pequeño impulso cuando flaqueo. A veces inspira, a veces corrige, a veces simplemente me recuerda que me siente a escribir un poquito todos los días, pero siempre está ahí para apoyarme en lo que haga.

Él está en vías de hacerse ilustrador, y una de nuestras aspiraciones de futuro es juntar mis letras con sus imágenes, como ya se vislumbra en El Copcodrilo. Trabajar juntos en algo artístico es un sueño al que llevamos tiempo dando vueltas, y junto a él siento que se puede encontrar un camino, aunque sea largo y tortuoso. Gracias, Javi, por tu energía y por hacerme ver que sí se puede vivir así.

Mil gracias también a mi hermana pequeña, Anisia, que no se pierde ni un texto mío y sigue los progresos de mis proyectos como una auténtica admiradora; a mi padre, que pese a tener muy poco tiempo consigue leerme de vez en cuando y ve en mis ideas un filón de futuro que a veces a mí me cuesta ver; a Celia y a Raquel, que me llevan leyendo y escuchando desvariar prácticamente toda la vida; a Jessica, que fue testigo de mis comienzos al igual que Pedro, Carol, Codru, Lluís, Bea, Ignacio, Neme y el resto de la gente de Filología; a Ulpiano y a Javier, profesores de la UA que me ofrecieron su apoyo literario cuando me hizo falta y me dedicaron tiempo y cariño; a Pedro y Luisa de Waslala por haber creado ese rinconcito tan maravilloso para la inspiración que es la tetería; a Conor y Hope, que entran a ver en qué ando trabajando aunque no entiendan ni el idioma, y a Seán y Paul por ofrecerse a ayudarme con las traducciones; a Sara y Alex, que han peinado textos en busca de faltas e incoherencias antes de mandarlos a concursos, además de ser una importante fuente de información e inspiración; a Enrique, Rafa, Manuela, Carmen, Fernando, Julia y el resto de la gente de la plaza de Alicante, que aunque no toda haya leído mis textos son un apoyo incondicional para cualquier cosa que necesite; a Sergio, mi amigo y coach, por ayudarme a ponerme en orden y a darle valor a mi trabajo; a Yolanda, no solo por leerme sino también por sus ideas disparatadas; a Javi y Alejandra de JJSS, por leerme y ofrecer su opinión; a Javi Avilés por sus comentarios amables y por aportar toda suerte de ideas; a Alex, mi maestro de Aikido, por ayudarme a recuperar el valor poco a poco, y al resto del grupo por formar parte de este proceso también; a toda la gente con la que conecté en la Opencon 2015, y a los que llegaron después a raíz de ésta, por las toneladas de inspiración que me han proporcionado, por el amor, los cuidados y el apoyo en los peores momentos, por desbaratarme los planes de forma tan deliciosa, por ser tan grandes y por ser un riachuelo que desgasta, lento pero valiente, el orden establecido.

Y no querría olvidarme de todas las personas con las que no tengo contacto habitual pero que sin embargo están pendientes de los dos blogs (o de uno de ellos). Agradezco muchísimo el tiempo que me dedican, los comentarios y los ánimos.

De todo corazón, gracias por ser y gracias por estar.

Eva Duncan

2 comentarios en “Agradecimientos

  1. ¡Gracias a ti, Eva! Me encanta ver como esas desvariaciones han dado unos frutos tan geniales (no me pierdo ni una entrada tuya). Siempre me acordaré con cariño de los laberintos enrevesados que diseñábamos en los recreos (en los tuyos nunca faltaban los dragones/criaturas mitológicas, jeje). ¡Nos lo pasábamos pipa! Un abrazo muy grande, a ver si me paso por Sevilla 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s